El cuerpo de la Policía Local tiene como misión la protección del libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana.

Sus funciones, que ejercen dentro del término municipal, son:
  • Auxiliar y proteger a las persoas y bienes.
  • Velar por el cumplimiento de las normas.
  • Ordenar, señalizar, regular y dirigir el tráfico en el casco urbano de acuerdo con lo establecido en las normas de circulación.
  • Instruir atestados por accidentes de circulación.
  • Proteger a las autoridades de la Corporación local y vigilar o custodiar sus edificios e instalaciones.
  • Policía administrativa en lo relativo a las ordenanzas, bandos y demás disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.
  • Participar en las funciones de Policía judicial.
  • Prestar auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad pública en la ejecución de los planes de Protección civil.
  • Efectuar diligencias de prevención y actuaciones tendentes a evitar la comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido en las juntas de seguridad.
  • Vigilar los espacios públicos y colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado y con la Policía autonómica en la protección de las manifestaciones y del mantenimiento del order en grandes concentraciones humanas, cuando sea requerido.

La Policía Local está dividida en varias secciones o unidades:
  • Jefatura.
  • Seguridade ciudadana.
  • Tráfico y circulación.
  • Administración y servizos.
  • Barrios y distritos.


Gestión de trámites



Compartir: